Premio Luis Caballero – Nominados a la IX edición

¿Que implica para un artista, estar en el premio Luis Caballero?
¿Qué vigencia tiene el premio actualmente para el circuito artístico del arte?
¿Cómo se relaciona los proyectos con los espacios escogidos para su intervención y exhibición?
¿Cómo apoya el IDARTES a los nominados en términos financieros, de gestión y circulación?
¿Cómo ha sido su articulación con los administradores del espacio escogido para su proyecto?
¿Cómo se han transformado los proyectos desde su etapa de formulación hasta este momento?
¿Qué espera que suceda en su carrera después de su participación en el premio Luis caballero?


Invitados

Adriana Marmorek - proyecto Háblame amor
Rodrigo Echeverri - Proyecto Ejercicios de sustracción


Foto fija: Diego Sierra


LA RADIO CRIOLLA es un proyecto de Puerto Contemporáneo, Espacio Alternativo para las Artes y es Apoyado por el Ministerio de Cultura – Programa Nacional de Concertación Cultural, la Beca de programación Continua en Artes Plásticas y Visuales - Red Galería Santa Fe y la Fundación El Criollo Producciones.


HISTORIA*

El Premio Luis Caballero fue creado en 1996 por Jorge Jaramillo, desde el Instituto Distrital de Cultura y Turismo (IDCT), con la intención de cualificar la oferta que proporcionaba el campo de las artes plásticas y plantearle un desafío a los artistas, quienes debían tomar en cuenta la arquitectura particular de espacio de exposición de sus proyectos y subvencionar la producción de sus obras por medio de una beca de creación.

En ese momento no existía un evento significativo para esta generación -llamada generación intermedia- es por eso que Jaramillo comienza a configurar este programa desde lo que luego sería la Gerencia de Artes Plásticas y Visuales del IDCT (a partir de 2001), de tal manera fue como dirigió acciones hacia dos grandes segmentos de la comunidad artística: por un lado, el fomento a los artistas menores de 35 años mediante el Salón Nacional de Arte Joven (creado en 1991) y por otro, crea el Premio Luis Caballero, de nivel nacional dirigido a artistas plásticos mayores de 35 años con una trayectoria mínima de una década y al menos dos exhibiciones individuales en los últimos cinco años.

En efecto, el premio rinde homenaje al artista Luis Caballero (fallecido el 19 de junio de 1995), quien representó en su momento la generación intermedia que desde otra latitud consolidaba su lugar en el campo artístico colombiano.

Como estrategia de fomento a la actividad artística, el carácter in situ del Premio ha brindado posibilidades para realizar propuestas no sujetas al circuito comercial y que debían romper con la práctica habitual del artista. Fue un reto a la creación y a la circulación, ya que el artista disponía para su intervención de los 330 metros cuadrados de la sala curva ubicada en el segundo piso del planetario de Bogotá.

Además, participaba de un ciclo de exposiciones, con un catálogo individual, otro general, y más recientemente un documental de entrevista en video. Desde la quinta edición (2009), hay paralelamente un ciclo de conferencias: el Seminario Premio Luis Caballero para público en general, destinado a ampliar las lecturas e interpretación crítica de las obras.

Debido a las reformas distritales, el premio ha estado bajo la administración de cuatro instituciones: el Instituto Distrital de Cultura y Turismo (1996-2006, con Jorge Jaramillo y Jaime Cerón), la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte (2007, con Jaime Cerón), la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (2008-2011, con Jorge Jaramillo) y desde el 2011, en el Instituto Distrital de las Artes (con Marta Bustos y Cristina Lleras).

En estos veinte años, los jurados del concurso han señalado problemáticas que han llevado a transformarlo:

1. La museografía convencional de ciertos proyectos se resistía a asumir la especificidad del lugar.
2. El rango de edad de los nominados (pensado originalmente para artistas entre 40 y 50 años) fue reduciéndose hasta situarse en recién cumplidos los 35.
3. No siempre fueron los mismo jurados quienes hicieron la selección y la premiación (como en la I y VI versión).
4. Se cuestionó la existencia de un premio final, puesto que se llegó a considerar que ésto jerarquizaba y alentaba a la carrera de un solo artista. Tres rasgos se mantuvieron entonces firmes: el carácter in situ de la obra, el estímulo a la creación y la trayectoria de los artistas participantes. Este último aspecto fue lo que justamente definió el nombre del premio.

* Extraído de http://premioluiscaballero.gov.co/index.php/el-premio

Dirección
Ricardo Moreno
Codirección
Jimmy Morales